Archivo de la etiqueta: Cuentos

COMPRAR LIBROS – CUENTOS – RELATOS – NOVELAS


Ya a la venta  en AMAZON y en GOOGLE PLAY / GOOGLE PLAY LIBROS

ReConectaCuentos I . Cuentos de Amor y Llamas Gemelas.

Jajnna e inahi te descubren una pequeña colección de Cuentos de Amor y Llamas Gemelas para que vibres en Amor y en la Certeza del Reencuentro con tu Llama. ReConecta con tu Esencia Divina. Creer es Crear!

Cuentos de Amor y Llamas Gemelas
Cuentos de Amor y Llamas Gemelas

https://play.google.com/store/books/details?id=qWVVCwAAQBAJ

http://www.amazon.es/ReConectaCuentos-Cuentos-Amor-Llamas-Gemelas-ebook/dp/B01A9CE6US/

LA DANZA DE LAS ESTRELLAS

Novela romántica e intimista que contiene una colección de once relatos. Historias de amor y desamor, donde se funde lo vivido y lo soñado: amores platónicos, amores imposibles, amores de ensueño….Una deliciosa mezcla de fantasía romántica y en ocasiones realidad desgarradora de los distintos personajes y su danza de sentimientos.

Novela romántica e intimista que contiene una colección de once relatos. Historias de amor y desamor, donde se funde lo vivido y lo soñado: amores platónicos, amores imposibles, amores de ensueño....
Novela romántica e intimista que contiene una colección de once relatos. Historias de amor y desamor, donde se funde lo vivido y lo soñado: amores platónicos, amores imposibles, amores de ensueño….

Novela romántica e intimista que contiene una colección de once relatos. Historias de amor y desamor, donde se funde lo vivido y lo soñado: amores platónicos, amores imposibles, amores de ensueño….Una deliciosa mezcla de fantasía romántica y en ocasiones realidad desgarradora de los distintos personajes y su danza de sentimientos.

Ya a la venta en Amazon y Google Play – Google libros

http://www.amazon.es/LA-DANZA-DE-LAS-ESTRELLAS-ebook/dp/B01ABTW3YK/

https://play.google.com/store/books/details?id=qWVVCwAAQBAJJ

 

 

COMO GAVIOTAS DE LUZ…

COMO GAVIOTAS DE LUZ…

Y me tendiste tu mano…incrédula te miraba vacilando en levantarme y seguirte…o permanecer allí sentada continuando la meditación pensando que era un sueño…Entonces me hiciste saber sin palabras que podía permanecer allí al mismo tiempo que acompañarte,eras real…no estaba soñando…
Tomé tu mano y me incorporé, acepté tu magica invitación sin cuestionarme nada.
Me observé a mi misma, mi otra yo continuaba sentada, con los ojos cerrados, tu otro yo también continuaba sentado con los ojos cerrados…
Nos encaminamos hacia el sendero que escondido en la oscuridad y neblina de la noche se adivinaba entre las piedras…
No sabia donde íbamos, pero no me importaba, tu mano en mi mano era mi guía y tan sólo estar en tu compañía me bastaba para empezar aquel inesperado paseo, que disfrutaba como una gozosa pequeña travesura al descubrirme que podía continuar sentada allí…al mismo tiempo que seguirte…era para mi un divertido juego de aprendiz de ser multidimensional.
Y las brumas de esa noche mágica nos llevaron de regreso hasta Telos, nuestra ciudad del alma…y me mostraste nuestro hogar, observaba con curiosidad cada detalle, cada rincón de nuestra casa, cada mueble, cada objeto…incrédula y sorprendida descubrí que compartíamos allí nuestra vida en sagrada unión.
Retazos de imágenes danzaron en mis recuerdos…Te reconocí. Recordé…mi otra vida…
Y entonces comprendí que la distancia que parecía haber entre nosotros aquí no existía en realidad: Todo era una ilusión de separación.
En ese pequeño viaje de retorno a nuestra casa pude sentir nuestra familiaridad, cariño y complicidad, y pude sentir nuestro Amor, el que durante eones de tiempo nos ha regalado permanecer unidos a pesar de cualquier apariencia ó vivencia.
Y entonces supe que en esta densidad había olvidado recordar mi Magia, y que me había olvidado hasta de Nosotros, pero así fue pactado que sucedería hasta que nuestro nuevo reencuentro despertará a mi alma, desvaneciendo mi olvido…

Ese era nuestro punto de partida para una vez más poder iniciar el regreso juntos, buscando fundirnos con el Amor infinito, mientras jugamos entre nubes de besos y abrazos y tililitantes estrellas nos salpican de chispeantes caricias y haces de sonrisas…

Y una vez más jugar a ser gaviotas de luz que vuelan hacia la libertad de su mar…

inahi – ReConectaCuentos

Autorizamos su reproducción total ó parcial siempre que se mencione la fuente original ReConectaCuentos.
El equipo del portal Ciudad ReConectaCuentos agradece a todas las personas que comparten y reenvian esta informacion tal cual se publica, sin modificar el contenido original e incluyendo un enlace URL a esta pagina (https://www.facebook.com/pages/ReConectaCuentos/.
El portal no se hace responsable del material reenviado que haya sido alterado.

cuentos llamas gemelas

UN DÍA MÁS

UN DÍA MÁS

Un día más Andrea miró las lejanas montañas desde su terraza al despertar, era su primer gesto ritual al empezar el día: mirar el cielo, los árboles, las nubes…todo ese pequeño mundo que podía divisar desde su casa y dar gracias al Universo por todas las bendiciones y regalos que iba a recibir…un día más.
Una espectacular y enorme nube de caprichosa forma lenticular cubría la cima más alta y se sintió feliz simplemente por observarla.
Había leído tiempo atrás, en alguna parte, que estas nubes lenticulares suelen camuflar naves, y en otra parte leyó que las nubes lenticulares indican que en la montaña donde se posan hay una “reunión” de seres intraterrenos y seres del espacio…rememorándolo se sintió rebosante de alegría de tan sólo imaginar la idea de que en aquella montaña que contemplaba cada mañana podían estar en ese momento reunidos seres provenientes de otras galaxias y dimensiones…Tan cerca…tan lejos…
Aquella mañana mientras removía distraídamente con una cucharita su café con leche, Andrea intentaba recordar que había soñado esa noche, pero no había modo, vagamente le llegaban algunas imágenes pero no lograba recordar…
Tras desayunar y arreglarse partió como siempre con prisas y sin muchas ganas hacia su rutinario trabajo…y es que aún no había logrado salir de su Matrix diario, quizás porque aún no era el momento y era su lugar estar donde estaba, tampoco le preocupaba en exceso…
Pre- ocuparse es “ocuparse antes de” y sabia que los tiempos de Dios son perfectos.
Las sorpresas empezaron a llegar apenas se sentó en su coche porque de repente y sin saber cómo estaba de nuevo en su terraza observando la enorme nube lenticular que lentamente se aproximaba hacia su casa, no había ninguna duda de que el viento parecía empujar soplo a soplo la nube hacia allí…Permaneció inmóvil, entusiasmada y una pizca expectante ante lo que estaba presenciando y la inminente e inexorable llegada de la enorme nube hasta su casa.
Sintió su cuerpo envolverse de una amorosa vibración que la llenaba de paz era una paz que contenía todos los colores del arco iris, si se pudieran emplear palabras para medir en colores los sentimientos, y cada color representara una sensación…
Y se fundió con esa vibración para dejar de ser Andrea, sentir como se expandía su alma y se convertía en esa Paz, y se convertía a su vez en todo ese amor que sentía rebosaba su alma ,saturándola de alegría mientras atravesaba la neblina de la nube pues sabía que iba al encuentro de su familia de luz que la aguardaban sonrientes dentro de una fulgurante nave interestelar.
La nostalgia de ese reencuentro tantas veces anhelado la hizo sentir expandirse aún más fundiéndose su alma con todas las almas en un abrazo de algodón, reconfortante con la dulzura del hogar.
No era la primera vez que compartía esas visitas a la nave donde podía visitar a su familia de luz, para las almas no existe el tiempo ni la distancia y a tan sólo un soplo del corazón tenemos a nuestros amados, pero elegimos activar el velo del olvido al llegar a Matrix, y en cada encarnación olvidamos que somos seres divinos ilimitados…enfrascándonos en todas las limitaciones de la 3D, creyéndonos este sueño irreal hasta que un día despertamos a nuestra divinidad y vamos dando a veces tímidos pasos y otras apresurados hasta reencontrar nuestro verdadero Ser…Recordando de nuevo quienes somos, redescubriendo nuestra multidimensionalidad y que esta vida en Gaia es tan sólo una gota de tiempo en el oceáno del Universo de nuestra eterna existencia…
La energía en la nave era tan dulce y amorosa, allí no existía el tiempo,la separación ni nada más…salvo sentir…Permitirse sentir y flotar en ese estado de paz y unión.
Andrea sintió una energía más fuerte y poderosa que como un imán la atraía, ya sabía que iba a reencontrarse con El, Kalen, su complemento divino, su Llama gemela.
En esa nave una vez más fundieron sus almas en una, eones de tiempo compañeros y amantes, unidos a veces en misiones en preciosos planetas, conviviendo algunos tiempos en maravillosas tierras, y esta vez separados sin embargo por la densidad de la 3 D, puesto que Kalen en esta ocasión no había encarnado en la Tierra y Andrea aún no había conseguido resquebrajar el velo del olvido y la separación.
Esta vez su misión era más difícil, pero no imposible,y era la misión más importante: anclar el Cielo en la Tierra.
Sólo en esas visitas a la nave podían de nuevo ser Uno, abrazarse y fundirse en la inmensidad del Amor mientras danzaban entre los astros y se dejaban mecer por el viento del Universo que arrullaba su canción de amantes eternos…
Y en cada nueva visita a la nave esos encuentros eran vitaminas para el alma de Andrea que la ayudaban en su despertar.
Aquella mañana mientras removía distraídamente con una cucharita su café con leche, Andrea intentaba recordar que había soñado esa noche, pero no había modo, vagamente le llegaban algunas imágenes pero no lograba recordar…

inahi – ReConectaCuentos

Autorizamos su reproducción total ó parcial siempre que se mencione la fuente original ReConectaCuentos.
El equipo del portal Ciudad ReConectaCuentos agradece a todas las personas que comparten y reenvian esta informacion tal cual se publica, sin modificar el contenido original e incluyendo un enlace URL a esta pagina (https://www.facebook.com/pages/ReConectaCuentos/.
El portal no se hace responsable del material reenviado que haya sido alterado.

DE RECUERDOS Y ESTRELLAS

DE RECUERDOS Y ESTRELLAS
Te extraño infinitamente…Y mientras en el cielo, en alguna de esas estrellas sonreímos y nos abrazamos felices al observar a nuestros dioses olvidados que juegan a recordar quienes somos al compás de su vagar por el planeta azul…
Eternidades de vidas y dulces recuerdos se abren paso entre egos y memorias dolorosas.
Tu ausencia salpica de tristeza mi alma pero sé que termina el vacío de mi espera y que es tiempo de sanar, perdonar y borrar todo el dolor que un día nos causamos.
El eco de tus caricias aún susurra dentro de mi corazón, eones de tiempo no bastan para apagar la sed por tus besos, las ráfagas de tu olvido no logran que deje de extrañarte, ahora tus palabras ya no hieren…Así lo pactamos un día, tan lejano ya…
Imagino tu hermoso cuerpo envuelto en llama violeta, transmutando todo ese dolor…Abriéndote al Amor que en tu Ser palpita y temes sentir…
Ya no es tiempo de sufrir amado mío, es tiempo de ser felices…Recuerda…Te basta mirar a las estrellas para saberme aquí y recordarme, recordarnos…
Eternamente continuaré esperando ese momento en el que nuestra unión sagrada nos hará disfrutar del cielo también en la tierra.

inahi – ReConectaCuentos

Autorizamos su reproducción total ó parcial siempre que se mencione la fuente original ReConectaCuentos.
El equipo del portal Ciudad ReConectaCuentos agradece a todas las personas que comparten y reenvian esta informacion tal cual se publica, sin modificar el contenido original e incluyendo un enlace URL a esta pagina (https://www.facebook.com/pages/ReConectaCuentos/.
El portal no se hace responsable del material reenviado que haya sido alterado.

UN LIENZO INFINITO DE AMOR

UN LIENZO INFINITO DE AMOR
Tu amor me rescató de un mundo de dolor por donde errante vagaba entre sombras cuando te conocí..Fue gracias a ti que dejé atrás esa peligrosa oscuridad, camuflada entre bambalinas de seducción, que me hizo perder el rumbo de la brújula de mi corazón, confundiendo un abismo de pesadillas con la entrega del amor.
Despertaste mi alma, ó quizás fue un hechizo de la luna que nos miraba refulgente aquella noche de nuestra primera cita, el que me hizo vibrar el corazón al sentir tu amada presencia de nuevo junto a mí…
En aquellos días me sentía ilusionada como una niña mientras saboreaba la dulce inocencia de descubrirme inesperadamente enamorada…
Imaginaba cuando volvería a verte, rememoraba cada momento compartido cuando estaba sola, y permitía que la alegría de habernos reencontrado alimentara mis sueños.
Así fue como cada día al despertar te fuiste convirtiendo en mi pensamiento alegre.
Me imaginaba en un futuro junto a ti, soñaba despierta en que vivíamos en algún lugar cerca del mar, yo escribía, tú pintabas…
Y vivíamos compartiendo silencios, compartiendo miradas, compartiendo sonrisas, cómplices de una vida que íbamos trazando con pinceladas de amor sobre un lienzo infinito.
Las noches durmiendo abrazados…sin poder dormir…de tanto amor que rebosaba en mí, de sentirte tan cerca, tú también desasosegado por sentirme tan cerca…Era tanto amor por compartir…
Hasta que llegaron las noches sin querer dormir…sin querer nunca que llegase el nuevo día…Porque empezaba a invadirme el miedo a perderte, fue entonces cuando el tiempo se convirtió en un fantasma amenazante que me angustiaba durante tu ausencia…
Inexorable paso de horas que sabía nos iban a alejar una vez más….quizás no supe vivir el momento, no supe vivir ese ahora que compartíamos por todos esos miedos que me zozobraban temiendo perderte, temiendo perdernos…O simplemente las cosas fueron así porque debían de ser así para aprender…
A veces cuando discutíamos sin sentido, buceaba en tus ojos intentando sentir tus pensamientos y poder encontrar la tranquilidad perdida en otros momentos vividos, buscando un puerto donde poder amarrar mis sueños y perder mis miedos.
Otras veces jugábamos, a querernos, a amarnos, disfrutábamos compartiendo ilusiones.
Te empecé a necesitar, cada vez más….Y eso me hacía perder mi libertad, supongo que por eso se precipitó todo, llego el fin de esa parte de historia… y llegó el turno de vivir el desapego, descubrirme, amarme y avanzar…llevándote en el corazón…Siempre.
Aprendiendo a superar el dolor de la separación, que yo misma había cocreado, aprendiendo a perdonarte, a perdonarme…de corazón.
Durante un tiempo cada noche pedía ir al Templo de Jade en Telos y cada mañana renacía…Y aunque no recordaba nada de mis lecciones nocturnas, la Llama Verde Sagrada y la ayuda de mis guías junto con mi Yo Divino hacían su dulce trabajo sanando todo el dolor…
Sobreviví sin más dramas a esa ruptura que quizás en otros tiempos me habría derrumbado, y supe que la crueldad de tu ausencia ya no bastaba para destruirme ni para hacer desaparecer nuestro amor.
Sólo que no era el tiempo, ni el lugar…habías llegado a mi vida sin estar aún preparado para ese encuentro, quizás ese reencuentro efímero tan sólo era un catalizador para tu alma dormida.
Y recordé otras vidas donde yo te había causado dolor…habías vivido en soledad, habías sufrido tanto por mí…supongo que era mi turno de saldar karma en esta vida…
Mi amor por ti es lo que me hace fuerte, porque sé que formas parte de mí y yo formo parte de ti,porque sé que lo que yo siento va más allá del tiempo y que si yo siento así…Tú, mi amado, mi Llama Gemela…También sientes así…Por eso no me cansaré de esperarte.
Hemos vuelto a encontrarnos en esta vida, así fue pactado…Sé que despertaras a nuestros recuerdos, perderás tus miedos y volveremos a compartir trazos de vida en un lienzo infinito de amor…

inahi – ReConectaCuentos

Autorizamos su reproducción total ó parcial siempre que se mencione la fuente original ReConectaCuentos.
El equipo del portal Ciudad ReConectaCuentos agradece a todas las personas que comparten y reenvian esta informacion tal cual se publica, sin modificar el contenido original e incluyendo un enlace URL a esta pagina (https://www.facebook.com/pages/ReConectaCuentos/.
El portal no se hace responsable del material reenviado que haya sido alterado.

ERASE UNA VEZ DOS ESTRELLAS…

ERASE UNA VEZ DOS ESTRELLAS…
Érase una vez dos estrellas que correteaban por el Universo saltando y jugueteando entre galaxias, sus traviesas luces salpicaban constelaciones y planetas en su vaivén de centelleantes juegos, mientras se balanceaban entre arrullos de besos y caricias fundiéndose en uno y separándose a veces para volver a reunirse mientras la luz de su fusión brillaba cada vez con más intensidad, arropados por la paz del Creador que divertido disfrutaba de experimentar la alegría que emanaban aquellos juegos entre estrellas, mientras les acunaba con sinfonías imposibles entonadas por la danza de los planetas, empujándoles con dulces soplos de amor a aventurarse cada vez mas lejos…
Las dos estrellas en su travesía estelar divisaron un hermoso planeta azul y decidieron experimentar continuar sus juegos descendiendo a ese remoto mundo de la Vía Láctea, en esta ocasión más que un juego era una importante misión encomendada por el Creador para contribuir a propagar la Luz del Universo en la joya azul…
Sabían que no podrían llevar su equipaje de recuerdos compartidos en aquel viaje, pero las estrellas confiaban tanto en la fuerza de su Amor que creyeron que jamás se olvidarían y que tan sólo era un juego más complicado que los anteriores, pero en el que volverían a reencontrarse y esa fuerza ayudaría a subir la vibración de amor del planeta azul.
Durante el descenso al planeta azul adoptaron varias formas, varios lenguajes, varias vidas, varios roles…pasaron eones de tiempo durante el descenso…
En algunas de aquellas vidas lograban reencontrarse, a veces tan sólo tenían un fugaz encuentro, un cruce de miradas, una palabra perdida…Pero tan sólo eso bastaba para remover el alma y los recuerdos con aquella dulce añoranza que despertaba y les regresaba a la vida,una pizca de ilusión…
En otras vidas vivían una historia compartida, a veces breve, otras intensa y duradera…
Aunque cada vez que se encontraban en cualquier parte del mundo se atraían infinitamente, como solo las estrellas que son eternas amantes pueden atraerse…
En cada encuentro se amaban…pero nunca lograban mantenerse juntos siendo simplemente felices…
Las estrellas se hacían daño en algunos de aquellos encuentros, era tanto su amor que todas las vivencias se magnificaban: positivas, negativas…
Todo eran lecciones por aprender y casi siempre de un modo tremendamente doloroso, a veces aprendían juntos y otras con otras estrellas aventureras, compañeras de aquel camino de descenso al planeta azul.
Pero aquel aprendizaje era el único modo de lograr recuperar la luz que un día fueron y volver a ser estrellas, aprender y sanar todo las memorias dolorosas e ideas erróneas que durante el descenso al planeta fueron incrustándose en sus corazones hasta hacerles conseguir olvidar quienes eran.
El juego terminaba cuando en una vida se lograba recordar y volver a iniciar el ascenso hasta el Universo, brillando tanto de amor en el planeta azul como un día brillaron en el firmamento, iluminando con su luz y amor cada espacio y tiempo…
Y en esa vida llamada de “síntesis” sucedía y se repetía casi todo a la vez: lo ya vivido durante eones de tiempo, pero las estrellas ya habían aprendido a resolver todas las situaciones con amor, de modo que ya no había lecciones ni pruebas duras…
Las estrellas habían perdido el miedo a brillar en la oscuridad y como en una carrera de obstáculos saltaban cada lección utilizando una pértiga de puro amor…
Y era justo en ese momento cuando de nuevo las estrellas necesitaban reencontrarse.
Sucedía a veces que una de las estrellas ya había superado muchas lecciones y otra iba un poco más rezagada, pero una vez la luz de los recuerdos removía sus almas tan sólo era cuestión de paciencia y confianza el esperarse el uno al otro, y es que la misión terminaba cuando las estrellas volvían a recordar quienes eran y podían ayudar con su luz a otras estrellas del planeta azul a recordarles que: ” Érase una vez dos estrellas que correteaban por el Universo saltando y jugueteando entre galaxias…”

inahi – ReConectaCuentos

Autorizamos su reproducción total ó parcial siempre que se mencione la fuente original ReConectaCuentos.
El equipo del portal Ciudad ReConectaCuentos agradece a todas las personas que comparten y reenvian esta informacion tal cual se publica, sin modificar el contenido original e incluyendo un enlace URL a esta pagina (https://www.facebook.com/pages/ReConectaCuentos/.
El portal no se hace responsable del material reenviado que haya sido alterado.